¿Poseer tus datos es un nuevo tipo de  lujo? Facebook está intentando, a través de los cafés pop-up, ayudarnos a comprender cómo administrar nuestra privacidad.

Con cada vez más empresas usan datos para extraer información vital sobre el comportamiento de los consumidores y transformarlos en productos, servicios o en el banner adecuado para que aparezca durante la navegación por Internet; así que nos podemos esperar que pronto el hecho de poseer nuestros datos sea un derecho humano. ¿Por qué? Los datos deben interpretarse como propiedad privada y las personas deberían ser compensadas en consecuencia si estos datos se usan. En el futuro, algunos predicen que solo quienes podrán pagar para que no se almacenen y usen sus datos se beneficiarán de cierto grado de privacidad y control.

Como todas las tecnologías, también Internet ha avanzado más rápido de lo que la sociedad puede entender, por lo tanto, saber cómo manejar bajo un punto de vista legal, algunos efectos secundarios de la economía compartida (share-economy), sigue siendo un problema. Mientras que los usuarios están tratando de descubrir que esperarse del futuro, los legisladores y las partes interesadas están luchando por llegar a un acuerdo y encontrar puntos en común.

Facebook es muy consciente de esta compleja situación y como son parte del problema, también deberían ser también parte de la de la solución. Por lo tanto, del 28 de agosto al 5 de septiembre, Facebook estará en 5 cafeterías pop-up en todo el Reino Unido, para permitir al usuario obtener un control de su privacidad mientras toma un café o un té. ¿Dónde? Si te encuentras en Londres, Manchester, Edimburgo, Brighton y Cardiff, echa un vistazo a estos cafés de Facebook y cuéntanos cómo te fue.

Tales eventos no son nuevos para Facebook, que también organizó en Colonia (Alemania) un pop-up  impulsado por el equipo de Go— PopUp: el evento fue una ocasión para ser más transparente y responder a todo tipo de preguntas que los usuarios pudieran tener sobre su perfil y configuración de la privacidad

En estos pop-ups, ubicados dentro de cafeterías existentes, se ofrecerá a los usuarios de Facebook consejos sobre cómo personalizar su configuración de privacidad, pasos que a veces pueden resultar difíciles. Los visitantes que participen a este control de privacidad recibirán una bebida gratis, ya sea un capuchino, un café americano o té de menta, según lo que deseen.

Este tipo de acciones muestran lo importante que es el tema de la privacidad para los usuarios y cómo las empresas deben llevar en sus manos el proceso educativo, sobre todo después de la ola de críticas contra Facebook. El año pasado se filtró que la empresa de consultoría política Cambridge Analytica había utilizado los datos personales de millones de personas de Facebook sin su consentimiento. Se entiende por qué los usuarios son escépticos y Facebook está tratando de tomar el asunto en sus manos.

Según Facebook, un gran número de usuarios no sabe cómo personalizar su configuración. La compañía espera que los cafés los ayuden a obtener una mayor comprensión el perfil.

Pop-ups como soluciones innovadoras para abrir conversaciones con los consumidores sobre temas difíciles, involucrar a los usuarios en la solución y tener en cuenta su opinión.

 

Contacta con nosotros