Megatendencia: Seamless Commerce, una forma holística de interpretar el comercio retail.

Una megatendencia es una fuerza global, una fuerza macroeconómica continúa que impacta varios aspectos de la sociedad al mismo tiempo: negocios, economía, el comportamiento de la sociedad, la cultura y la forma en que viven los individuos. Las megatendencias se desarrollan durante un período más largo y paso a paso, definen nuestro futuro y el futuro de nuestro mundo, teniendo un gran impacto también en el ritmo del cambio en sí.

Si piensas en tu vida diaria, identificarás inmediatamente varios aspectos impactados por los desarrollos tecnológicos que han cambiado a lo largo de los años. En la era en la que desde nuestros teléfonos podemos realizar virtualmente todos que hacemos o necesitamos, como consumidores esperamos tener múltiples puntos de contacto, optimizados entre ellos, para contactar a nuestra marca favorita. 

La frontera entre online y offline está desapareciendo progresivamente y con la superposición de otras tendencias macro, como la hiperpersonalización con precios dinámicos, métodos de pagos personales y canales de personalizados para preguntas y quejas a través de las redes sociales disponibles 24/7: los minoristas y las empresas tecnológicas están trabajando de manera integral para interpretar la experiencia de compra. El deseo es crear una experiencia en la que el tiempo entre el primer contacto y la finalización de la venta se minimice mediante compras rápidas.

El futuro del comercio sin interrupciones está aquí y la experiencia de compra de un cliente podría tener los siguientes pasos: navega por el sitio web de su marca de ropa favorita y ver varios artículos que le gustan, en lugar de comprar en línea los fija en su perfil y una vez que llega a la tienda, el asistente de ventas ya tiene preparado todo lo que eligió. En el probador el cliente, se prueba las prendas, pero se da cuenta de que una camisa se vería mejor una talla más grande, desde el espejo puede elegir el modelo que le gustaría probar. El asesor de ventas se lo lleva de una vez. El cliente elige lo que desea comprar  y simplemente sale de la tienda. Inmediatamente recibirá un mensaje con el recibo de su pago ya que sus datos ya estaban almacenados. Mientras tanto, en la tienda, el asistente de ventas verifica el stock, ya que el sistema se actualiza automáticamente con cada compra. De una vez sabe si ha de pedir más prendas de ese color que se está vendiendo tanto.

Suena todo muy bien ¿verdad? Ver para creer, mira cómo Microsoft está imaginando el futuro (no tan lejos) del comercio minorista.

La tecnología está cambiando el comercio minorista, el punto de venta está cambiando, las tiendas principales no son más un punto de atracción. Las marcas están implementando una gran cantidad de soluciones creativas y flexibles donde es posible experimentar nuevas características: las tiendas pop-up son una gran oportunidad para probar cómo las nuevas tecnologías pueden adaptarse al ADN de tu empresa. Puedes probar espejos interactivos o un evento sin personal inspirado en los últimos supermercados abiertos por Amazon en la ciudad de Nueva York en los Estados Unidos.

Cuando planifiques tu próxima tienda pop-up, piensa en la forma en que puedes implementar una experiencia de compra fluida, conectár el pop-up con tu tienda digital o con otros aspectos de tu empresa qué te gustaría destacar.

 

 

Contacta con nosotros